Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Nutrición
2016-04-12 00:00:00

Refuerzos vitales

Los nutricionistas nos recomiendan constantemente asegurarnos de tener una dieta balanceada que aporte todos los grupos de nutrientes que nuestro cuerpo necesita para realizar sus funciones de manera óptima y mantenernos saludables.
Por ejemplo, la recomendación de tener una dieta “colorida” con gran variedad de frutas y verduras que nos brinden los beneficios específicos de cada “color” es muy popular. Sin embargo, para muchos resulta complicado darle tiempo a la preparación de los alimentos y obtener un balance ideal de nutrientes, por lo que los suplementos nutricionales pueden ser una buena alternativa para complementar la nutrición.
Los suplementos nutricionales son de varios tipos, algunos concentran un mix de las principales vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, y en otros casos, los suplementos combinan elementos para atender necesidades específicas del organismo. Así, podemos encontrar suplementos dirigidos a apoyar la salud y el bienestar de los huesos y articulaciones, el corazón, el sistema inmunológico, entre otros.
El consumo de suplementos nutricionales es apropiado según sea la situación de cada persona, por ejemplo, si eres una persona a la que no le gusta el pescado, es probable que estés privándote de los beneficios de los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en este alimento, por lo tanto, añadir a tu dieta un suplemento con ácidos grasos esenciales puede ser una buena alternativa. Igualmente, los suplementos de calcio y vitamina D pueden ser ideales para apoyar la salud de los huesos de personas de la tercera edad o mujeres que sufren de osteoporosis. Una persona con problemas de estreñimiento puede optar por consumir un suplemento de fibra para mejorar su digestión.
Es importante saber que los suplementos nutricionales no son medicamentos y no curan las enfermedades; su objetivo es apoyar al organismo y sus funciones.
Los suplementos nutricionales tiene diversas presentaciones: pastillas, líquidos, polvos para disolver, cápsulas, etcétera, y la dosis recomendada dependerá de su alimentación diaria y condición específica.
Es importante que antes de decidir incluir algún tipo de suplemento nutricional en tu dieta diaria, consultes con tu médico ya que el exceso de determinadas sustancias, como algunos minerales y vitaminas, pueden producir efectos negativos sobre tu salud.
Aunque el consumo de suplementos puede apoyar a tu bienestar, recuerda que no sustituyen los beneficios de una dieta sana y equilibrada que incluya la suficiente ingesta de frutas, verduras, carbohidratos, proteínas, fibra y grasas saludables, elementos indispensables para una buena salud.
Balance y Control
No tengo hambre NO TENGO HAMBRE
No está a dieta, no es que no le guste lo que le ofrecen de comer. Sucede que dice no tener apetito y esto se repite constantemente. Primero se creyó que trataba de bajar de peso, pero era evidente que no lo necesitaba. Después le…
Ver +
Controla tu Salud
Mejor es consultar MEJOR ES CONSULTAR
Está muy de moda tomar “suplementos” vitamínicos o alimenticios. ¿Me siento fatigado?: ¡pastillita! ¿Estoy inapetente?: ¡una cápsula! En el mercado hay cantidad de productos que prometen producir…
Ver +