Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Rotavirus

¿Qué es?
Es un virus de la familia Reoviridiae que produce la diarrea severa, siendo la causa principal de la diarrea entre los bebés y los niños pequeños. Es muy contagioso y puede producir también vómitos fiebre, dolor de abdomen y la deshidratación rápida del paciente.
¿Cómo se ocasiona?
Por transmisión o contagio por la vía fecal-oral, e infectando células del intestino delgado y produciendo una enterotoxina. El contagio puede producirse por el agua, los alimentos u objetos como los juguetes, pasamanos o picaportes que han sido infectados por personas que tienen el virus.
¿Cuáles son los síntomas?
Una vez adquirido el virus, van a pasar un par de días antes de que la enfermedad se manifieste. Son síntomas de la infección por rotavirus la diarrea intensa, los vómitos y el dolor abdominal. Se presentarán por lo general en los niños menores de cinco años, pero es muy posible que suceda con los adultos. La diarrea puede durar entre tres y ocho días.
Tratamiento
Hay que consultar al médico si se nota algún síntoma. El mayor peligro es la deshidratación, por lo que el tratamiento consistirá en reponer el líquido perdido por el cuerpo. Ayudará el beber productos que contengan minerales y azúcar. La infección por rotavirus no puede ser curada por medio de ningún medicamento; solo se aliviarán los síntomas, mientras se cumple el ciclo de la enfermedad que suele durar unos seis u ocho días.
¿Cómo se previene?
Existe una vacuna para los niños que previene esta enfermedad y el médico puede informar sobre el particular.
La higiene es muy importante, pero debido a la gran resistencia del virus a jabones y desinfectantes, hay que tomar una serie de medidas que incluyen el lavarse las manos siempre y especialmente si se ha tenido contacto con un enfermo y evitar el contacto con personas infectadas. Si se comparten utensilios como vajilla u otros objetos, desinfectarlos y si el niño tiene una infección por rotavirus, no deberá ir al colegio, hasta que se haya recuperado, para evitar contagios.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna