Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Cuidado Íntimo
2018-03-14 10:17:47

Salud femenina: consejos para tu cuidado íntimo

La salud femenina requiere de cuidados particulares. A muchas enfermedades que también sufren los hombres, las mujeresdeben sumar otras propias de su anatomía. Hay que considerar además que la mujer atraviesa por etapas muy marcadas, que requieren atenciones especiales.

Y sobre todo, es necesario cuidar la salud íntima. La mujer debe ir desarrollando hábitos que serán, a la larga, la base de su bienestar. Por eso, te traemos algunos consejos que te ayudarán a sentirte bien en cada etapa de tu vida.

Las siete claves de la salud femenina

No es necesario seguir cuidados muy complicados sino, como ya indicamos, adquirir ciertos hábitos fundamentales para tu salud y que te presentamos a continuación. Esto te ayudará a prevenir enfermedades o, en todo caso, superarlas más rápidamente.

Acudir al ginecólogo

A partir de la adolescencia, debes visitar al ginecólogo una vez al año para un chequeo integral preventivo. Esta es la única manera de detectar enfermedades a tiempo, a través de los exámenes pélvicos,el Papanicolaou y las evaluaciones de senos.

Seguir una adecuada higiene íntima

 Lava cuidadosamente tu zona genital con la yema de los dedos, usando jabón íntimo con pH neutro, y siempre con agua tibia. No se recomiendan las duchas vaginales o los sprays, ya que pueden eliminar las bacterias saludables que te protegen de infecciones.

Ejercitar la zona pélvica

Realiza ejercicios de Kegel, que te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico. Los músculos de esta zona se debilitan con el tiempo y es necesario ejercitarlos. Esto te ayudará a evitar problemas como la incontinencia urinaria. Además, disfrutarás más de tu vida sexual.

Hacerte regularmente una mamografía

A partir de los 40, es recomendable que te realices una mamografía anualmente. Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama deben empezar antes. En estos casos, es mejor consultar con el médico a qué edad realizarse la prueba y con qué frecuencia.

Usar ropa interior de algodón

Las prendas sintéticas no favorecen la transpiración y pueden generar malos olores. Por eso, lo recomendable es utilizar ropa interior 100% de algodón, que se seca rápidamente y permite que el aire fluya a través de la tela.

Lavarse después de las relaciones sexuales

Esto te ayudará a evitar el contagio de bacterias que podrían llegar a causarte una infección. Acude al ginecólogo si sientes dolor durante las relaciones sexuales. La picazón o el mal olor en la zona genital también son síntomas de enfermedades.

Cuidar tu alimentación durante el embarazo

Tu médico te dirá lo que debes y no debes comer en esta etapa. Incluso si estás planeando embarazarte, es necesario preparar tu cuerpo para ello, por lo que el especialista te recomendará consumir ciertos alimentos y suplementos vitamínicos.

La actividad física es otro aspecto que no debes olvidar. Mantenerte en el peso adecuado es muy importante para evitar enfermedades pélvicas y cardiovasculares. Una vida sana significa también evitar o limitar el consumo de alcohol y tabaco, que favorecen el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Seguir estos consejos te ayudará a disfrutar más de cada etapa de tu vida y los cambios que cada una de estas trae. Recuerda que la verdadera clave está en comprometerte con tu bienestar. Y para recibir más información saludable, descarga nuestra guía de exámenes por sexo y edad.

 

guia de examenes por edad y sexo