Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Síndrome de Klinefelter

¿Qué es?
No es una enfermedad.
Sucede cuando un hombre tiene un cromosoma X extra: es decir XXY.
La generalidad de las personas tiene 46 cromosomas que contienen los genes y el ADN, fundamentales en el cuerpo; dos cromosomas sexuales van a determinar si es niño o niña. Las mujeres tienen dos cromosomas sexuales XX y los hombres un cromosoma X y uno Y.
¿Cómo se ocasiona?
La causa es genética y no supone una enfermedad.
¿Cuáles son los síntomas?
Como síntomas aparecen que las proporciones del cuerpo no son las normales (tronco corto, hombros de igual tamaño de las caderas, piernas largas); hay un agrandamiento anormal de las mamas (también llamado ginecomastia), se presentan problemas sexuales, los testículos son pequeños y muy firmes, el individuo es infértil, el vello en el rostro, púbico y axilar es escaso, se presenta estatura alta.
Tratamiento
Es el médico quien recomendará el tratamiento, pero a modo de información diremos que se puede recibir una terapia con testosterona (principal hormona sexual masculina) que ayudará a mejorar la apariencia muscular, a mejorar la concentración, a que se promueva el crecimiento del vello del cuerpo; a mejorar la autoestima y el estado de ánimo, del impulso sexual y la fuerza. Los exámenes del médico son determinantes y lo que recete ha de cumplirse tal y como lo indique. De ninguna manera se recomienda el someterse a tratamientos o tomar pastillas sin la supervisión de un profesional médico y bajo su control.
¿Cómo se previene?
No hay modo conocido de prevenir el síndrome de Klinefelter, al ser una condición genética; sin embargo las mujeres que resultan embarazadas después de los 35 años tienen mayores probabilidades de dar a luz a un niño con este síndrome, que aquellas que son más jóvenes.