Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Síndrome de Marfan

¿Qué es?
El síndrome de Marfan es un trastorno genético, más no una enfermedad, que afecta el tejido conectivo del cuerpo.
¿Cómo se ocasiona?
El síndrome de Marfan es causado por fallas en el gen denominado fibrilina-1, el cual es indispensable en el tejido conectivo del organismo.
En la mayoría de los casos, este trastorno genético es hereditario. Sin embargo, un 30% de los casos son esporádicos, es decir, carecen de antecedentes familiares y los médicos creen que el síndrome de Marfan se manifiesta por una mutación genética.
¿Cuáles son los síntomas?
Las personas con el síndrome de Marfan se caracterizan por ser altas y por tener extremidades delgadas y largas debido al crecimiento anormal de los huesos.
Además, otros síntomas propios de este trastorno genético comprenden un tórax que se hunde o sobresale, pie plano, paladar arqueado lo cual genera que los dientes se amontonen, articulaciones flexibles, problemas de concentración, debilidad de la arteria aorta, miopía y cataratas, desviación de la columna y rostro delgado y estrecho.
Tratamiento
El síndrome de Marfan no tiene cura. Sin embargo, los exámenes y tratamientos médicos pueden ayudar a mitigar y controlar los síntomas.
No obstante, el médico será quien indique el tratamiento a seguir luego de diagnosticar el trastorno genético por medio de un examen físico que incluye medir el tamaño de los brazos y las piernas.
Asimismo, un examen ocular para hallar posibles anomalías y un examen cardiaco para observar el correcto funcionamiento del corazón y la aorta.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente, el síndrome de Marfan no se puede prevenir.
Sin embargo, las personas que padecen este trastorno deben realizarse esporádicamente exámenes médicos del sistema óseo, el corazón y los vasos sanguíneos, el sistema nervioso y los ojos para controlar los síntomas del síndrome de Marfan.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna