Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Síndrome de Tourette

¿Qué es?
El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico y hereditario, más no una enfermedad, que se caracteriza por una serie de movimientos repetitivos e involuntarios, comúnmente conocidos como tics. Este trastorno, que debe su nombre al médico francés Georges Gilles de la Tourette, fue descrito por primera vez en 1885.
¿Cómo se ocasiona?
Los estudios médicos desconocen la causa exacta del síndrome de Tourette. Sin embargo, los especialistas sostienen que este trastorno neurológico puede ser ocasionado por un defecto en el cerebro o alteraciones en sustancias químicas como la serotonina, dopamina y norepinefrina, las cuales permiten la correcta comunicación entre las neuronas.
¿Cuáles son los síntomas?
El primer síntoma, que es un tic facial, aparece luego de los primeros veinte años de vida, tiempo que demanda el desarrollo del síndrome de Tourette y, por ende, la aparición de los primeros síntomas.
Conforme el tiempo pasa, las personas que padecen este trastorno neurológico presentan diversos tics que pueden variar tanto en la duración como en la expresión. Los tics pueden abarcar parpa­deo o las muecas faciales, emisión de sonidos, pataleos, contracciones del vientre, torsiones del cuello, uso involuntario de palabras obscenas, uso de gestos insultantes, entre otros.
Los pacientes con el síndrome de Tourette pueden presentar problemas de aprendizaje durante la niñez a consecuencia de los tics.
Tratamiento
El síndrome de Tourette solo requiere tratamiento si los tics son muy graves o intensos, lo cual puede generar problemas de concentración y adaptabilidad.
El tratamiento médico puede comprender el uso de fármacos neurolépticos para contrarrestar la frecuencia de los tics.
Asimismo, la ayuda psicológica sirve para tratar y sobrellevar la ansiedad y el estrés que genera este trastorno neurológico.
No obstante, el médico es quien indique el tratamiento a seguir luego de diagnosticar el padecimiento del síndrome de Tourette por medio de la observación del comportamiento del paciente.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente, el síndrome de Tourette no se puede prevenir.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna