Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Médico de Cabecera
2016-04-30 18:01:53

Radiografías: qué son y algunas recomendaciones

Los rayos X son una forma de radiación electromagnética,  igual a la luz que vemos.

La máquina de rayos X envía partículas de tales rayos a través del cuerpo y las imágenes se pueden registrar en una película o en una computadora.

Lo que es denso, como los huesos, por ejemplo, van a bloquear la mayoría de las partículas y aparecerán en la imagen de color blanco. También aparecerán de ese color el metal y los tintes de contraste que se usen para resaltar diversas áreas del cuerpo.

Lo que contiene aire se verá negro y los líquidos, grasa y músculos van a verse como sombras grises.

La radiografía sirve para que el médico pueda ver el interior de nuestro cuerpo, casi como si este fuera transparente. Podrá, por ejemplo, ver una fractura ósea y apreciar su magnitud. Lo mismo sucede con los diferentes órganos del cuerpo y hay radiografías especializadas que van a detallar lo que el médico quiere saber. Es una poderosa ayuda para el diagnóstico profesional. Pueden necesitarse varias tomas  y se espera que el paciente se esté quieto durante cada toma y muchas veces, dependiendo de la radiografía, que contenga la respiración.

Las mujeres que piensen que están embarazadas deben decírselo al médico antes de someterse a una sesión, lo mismo si tienen colocado un Dispositivo Intrauterino (DIU).

No se puede tomar radiografías con joyas, pulseras, relojes o cadenas y hay que usar únicamente, por lo general, una bata para hospital.

Las radiografías no duelen. A veces, algunas posiciones que se tienen que adoptar para tomarlas, pueden ser incómodas para el paciente, quien va a tener una cantidad mínima de exposición a los rayos X, porque la máquina está regulada para eso y su funcionamiento es siempre vigilado.

Una toma radiográfica es algo común y corriente en medicina; como se hace en ambientes especialmente acondicionados y por lo general en un consultorio médico, con maquinaria diseñada y construida para ese efecto, operada por personal calificado y entrenado, los rayos X son seguros y como ya se dijo, de gran ayuda para el diagnóstico médico.