Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Maternidad
2017-04-06 15:47:08

Tips para dormir cómoda durante el embarazo

El embarazo es una etapa llena de cambios a los que, como futuras madres, debemos adaptarnos; sin embargo, uno de los más tediosos resulta el momento de dormir, pues con síntomas como las náuseas, ganas de orinar a cada momento o adaptarnos al tamaño de la panza que crece cada semana, cuesta conciliar el sueño.

¿Quieres tener un sueño más tranquilo? Sigue estos sencillos consejos que abarcan posiciones y pautas que te ayudarán a tener un sueño de mejor calidad.

 

  1. Posiciones para dormir cómodamente:

Algunas posturas que, previas al embarazo, no te resultaban incómodas, pueden serlo en los meses avanzados de gestación. Puedes probar estas posiciones que, no sólo favorecerán tu sueño, también mejorarán diversos aspectos que incluyen la salud del bebé.

  • Del lado izquierdo: Esta es una de las posiciones más recomendadas durante el embarazo, pues consiste en recostarse en posición lateral sobre el lado izquierdo del cuerpo. De este modo, el flujo sanguíneo se facilita y se mejora el paso de nutrientes a la placenta y el bebé.
  • Una almohada entre las piernas: Con el fin de no apoyar tanto peso sobre una pierna, debes flexionar las rodillas y colocar una almohada entre ellas. Esta posición te aliviará el dolor de espalda, evitará los síntomas de acidez y te permitirá respirar mejor.
  • Pies elevados: En el caso que presentes dolores en las piernas a causa de una mala circulación de la sangre; colocar tus piernas sobre cojines a la hora de dormir, ayudará a que estas dejen de estar hinchadas, evitando la aparición de várices y calambres nocturnos.
  • Semi-sentada: Durante la etapa del embarazo son comunes los reflujos estomacales o la sensación de molestia en esta zona del cuerpo. Colocar unos cojines para apoyarse y dormir casi sentada te ayudará a estar más cómoda.

 

  1. Cómo prepararte para dormir:

Por otro lado, existen ciertas prácticas que con el tiempo facilitarán tu sueño a la hora de dormir; todas ellas, apuntan a relajarte.

  • Los ejercicios: Si bien, estos son buenos, puedes realizar ejercicios durante el embarazo temprano o al menos cuatro horas antes de irte a dormir para lograr encontrarte relajada en el momento indicado.
  • Medita: El yoga o practicar la visualización ayudan a que el cuerpo aleje la tensión de sí.
  • Escribe: La práctica de la escritura ayudará a calmar tus ansiedades; especialmente aquellas que surgen a la media noche.
  • Toma cortas siestas: Descansar por lo menos 30 minutos diarios durante el día, hará que reduzcas los síntomas de fatiga de esta etapa.

 

  1. Lo que debes evitar

  • Dormir de espaldas: Esto puede provocar mala circulación a causa del peso de la panza sobre el útero e intestinos, afectando tu digestión.
  • Los malos hábitos: Aquellos, como fumar y consumir bebidas alcohólicas dañarán a tu bebé y mantendrán tu sistema nervioso alterado, impidiendo que puedas conciliar el sueño de manera tranquila.
  • La cafeína: Con esto, no nos referimos únicamente al café, sino a todas aquellas bebidas que contengan esta sustancia, como el té, el chocolate y la gaseosa.
  • Beber abundantes líquidos a altas horas: Este hábito te provocará ir al baño muchas veces durante la noche, impidiendo que puedas conciliar el sueño. Por ello, disminuye la ingesta de líquidos las últimas horas de la tarde.
  • La comida pesada y/o condimentada: Estos alimentos te podrían provocar acidez estomacal. Lo más recomendable, en estos casos, es cenar más temprano algo ligero, como unas galletas; y evitar el exceso en los antojos.

 

Si aún después de esto no puedes dormir, tranquila. Intenta despejar tu mente y camina por tu hogar durante unos minutos; incluso, leer algo entretenido podría ayudarte.

 

No olvides que dormir poco durante la gestación es normal y poniendo estas prácticas a cabo, con el tiempo lograrás que funcionen.
cta-guia-examenes-mes-a-mes-embarazo