Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2018-03-14 09:54:29

Tips para mejorar la alimentación de tus hijos en edad escolar

Se acabaron las vacaciones y nuevamente hay vida en las aulas. Los niños llegaron y deben ir readaptándose a la rutina escolar. A los deberes, las responsabilidades y los horarios debemos agregar un tema que juega un rol fundamental: la alimentación. El regreso al colegio también implica cambios en este aspecto.

Es probable que, con el calor del verano, hayas tenido que hacer algunas variantes en los hábitos alimenticios de tus hijos. Por ejemplo, servirles más ensaladas y frutas en lugar de comidas pesadas. Pero ahora, en etapa escolar, sus necesidades nutricionales son otras y debemos satisfacerlas. Aquí te diremos cómo.

Lo que el niño quiere vs. lo que necesita

Seguramente, durante el verano tu hijo ha consumido más helados y gaseosas que en el resto del año. O incluso le has servido platos más pequeños porque con las altas temperaturas perdía un poco el apetito. Sin embargo, ahora el niño debe ir volviendo a la rutina alimentaria que es conveniente en la edad escolar.

Además, es importante tener muy en cuenta que, en esa etapa, quienes marcan sus hábitos nutricionales son sus padres. De todas formas, no hace falta forzarlos a que coman alimentos que no les gustan (eso podría ser contraproducente), sino habituarlos paulatinamente.

En ese sentido, las comidas familiares son muy importantes. Si el niño se acostumbra a comer en un ambiente agradable y distendido, su relación con los alimentos será mucho mejor. Pero veamos cuáles pueden ser sus necesidades específicas en la etapa escolar.

¿Cómo alimentar a mi hijo?

La clave está en una alimentación variada. Es la única manera de darles la energía que necesitan para volver a las actividades escolares, además de evitar problemas como la obesidad infantil. En este sentido, debemos asegurarnos que consuman frutas, verduras, cereales, carnes, pescados, huevos y legumbres.

Como debes saber, un buen desayuno es fundamental. Procura que contenga lácteos y cereales. También puedes incluir frutas. No hace falta que se vaya demasiado lleno al colegio, solo satisfecho. Eso le permitirá a tu hijo afrontar con energía, pero sin sentirse pesado, las horas de aprendizaje y juego que tiene por delante.

Por otro lado, es recomendable que tenga cinco comidas al día, para evitar intervalos muy largos entre cada comida principal. Entre el desayuno, el almuerzo y la cena, el niño puede comer snacks saludables que consistan, por ejemplo, en fruta y jugo, o frutos secos. Evita los alimentos ricos en azúcares, como galletas y gaseosas.

Combina los alimentos que tal vez no le gusten mucho, como las verduras, con otros que sí sean de su agrado. O prepáralos de forma que tengan más aceptación. No los premies o castigues con los alimentos, pues tendrán una concepción equivocada de lo que significa nutrirse bien.

Te recomendamos explicarles para qué sirven los alimentos, por qué son importantes, e incluso las propiedades de los nutrientes. Para hacerlo, puedes aprovechar los momentos en los que salen de compra, o incluso podrían preparar juntos algunos platos.

Dime lo que comen y te diré cómo crecen

Como ya indicamos, el desayuno es fundamental. Es la primera comida y la que les permitirá salir con energía al colegio. En cuanto a los almuerzos, si tu hijo come un menú en el colegio, es bueno que sepas en qué consiste, para poder complementarlo en la cena.

Algunos alimentos básicos en las comidas son el arroz, las legumbres, las pastas, ensaladas, carnes, etc. Conviene incluir pescado dos o tres veces por semana, y huevos, tres o cuatro veces. Si optas por servirles postre, procura que sea una fruta, que puedes complementar con un yogur.

La bebida puede ser un refresco, pero a lo largo del día conviene que consuman principalmente agua. También son aconsejables los jugos y batidos de leche. Si deseas información más detallada y personalizada puedes consultar a un nutricionista. Y no olvides descargar nuestra mini guía para niños saludables. Para más información, descarga aquí la guía de exámenes por sexo y edad.

 

guia de examenes por edad y sexo