Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Maternidad
2017-06-16 16:01:34

Todo lo que debes saber de los exámenes prenatales

La maternidad es una etapa llena de emoción, expectativas, pero también dudas y miedos. Es común escuchar a los padres mostrar su ansiedad por saber el sexo del bebé. Pero, también, su preocupación por si algún mal puede afectar la salud de su hijo.

Es totalmente normal que te sientas identificada, y también lo es, que exista la tecnología e información suficiente para despejar toda duda que aparezca en esta bella etapa llena de interrogantes: los exámenes prenatales.

  • ¿Para qué sirven?

Este tipo de exámenes son de mucha ayuda. Tanto para la futura madre como para el bebé en camino. ¿Por qué? Pues determinan, en caso de ser un embarazo riesgoso, si existe la presencia de un problema que pueda afectar la salud de ambos y ponerlos en peligro.

Un embarazo es considerado riesgoso si la madre es mayor de 35 años, adolescente, ha tenido un bebé prematuro o con defectos genéticos con anterioridad, o si posee un pariente con trastornos genéticos que pueda heredar el bebé. De este modo, al realizarse los exámenes de este tipo se puede detallar la siguiente información:

  • El grupo sanguíneo
  • La presencia de diabetes gestacional en la madre
  • La inmunidad
  • Si la madre posee una ETS o cáncer cervical.
  • Tamaño, tiempo, posición en el útero y sexo del bebé
  • Si existen problemas genéticos
  • Anomalías en los órganos del feto en formación
  1. Primer trimestre

Para verificar la salud de la futura madre y la de su bebé, los médicos obstetras incluyen los exámenes prenatales desde la primera consulta. Así se empieza a descartar algún mal que pueda afectar el embarazo.

  • Chequeo general: Este es el primer examen, que consiste en una revisión completa de la salud de la madre, que incluye un examen de la pelvis.
  • Examen Pélvico: Este es un tipo de chequeo que se realiza a partir de los 21 años. En dicho examen, el ginecólogo procede a revisar los órganos reproductivos. Así, descarta enfermedades, infecciones y todo mal que afecte la salud reproductiva.
  • Papanicolau: Esta prueba también es común en el primer trimestre. Sirve para descartar la presencia de células anormales en el área reproductiva.
  • Cultivo: En algunos casos, el ginecólogo sugiere un examen de cultivo para saber si la embarazada posee una ETS.
  • Prueba de sangre: Así, el ginecólogo comprobará tu grupo sanguíneo y el factor Rh* y si tienes algún riesgo de padecer anemia.

*El factor Rh es la presencia de una proteína en los glóbulos rojos. En caso esté presente, se considera positivo; de lo contrario, negativo.

examenes-prenatales-embarazo

  1. Segundo trimestre

A partir del segundo trimestre del embarazo, el médico obstetra tiende a realizar exámenes prenatales que aseguren la salud con la que se lleva el embarazo, para evitar riesgos de aborto natural.

  • Prueba de orina: Así, el médico descartará infecciones y señales de preeclampsia en caso que la madre presente una tensión arterial alta o aumento de peso excesivo.
  • Ultrasonido: Algunos médicos sugieren este tipo de chequeo para detectar temprano alguna anomalía física en el desarrollo del bebé.
  • Prueba de glucosa: Con ella, el médico verificará si la madre padece de diabetes gestacional.
  • Análisis de sangre: Al ser la anemia un problema común durante la gestación, este examen vuelve a estar presente en el segundo trimestre para descartarla o hacerle un seguimiento.
  • Prueba del marcador múltiple: Esta prueba se realiza a través de otra extracción de sangre. Sirve para evaluar los cromosomas del bebé y descartar problemas congénitos. Esta prueba también puede realizarse en el primer trimestre.
  • Amniocentesis: A través de este examen, se sabe con certeza mayor si el bebé en desarrollo presenta alguna clase de trastorno genético. Esta prueba se realiza siempre que la madre sea muy joven o mayor de 40 años.
  1. Tercer trimestre

El médico suele volver a pedir exámenes prenatales de orina para descartar malestares que puedan afectar la fase final de gestación. Por lo general, en esta etapa se presenta una infección llamada estreptococos del grupo B. En caso de ser positivo, el médico recetará el antibiótico respectivo.

  • Prueba de glucosa: Esta prueba se puede hacer también en el tercer trimestre, en caso que la glucosa continúe elevada en la gestante.
  • Ecografía: A partir de este examen el médico comprobará la ubicación de la placenta.
  • Perfil biofísico: En caso que el embarazo sea de riesgo alto, se realiza un último ultrasonido que incluye un perfil biofísico o prueba sin estrés para verificar que el bebé en desarrollo esté sano.

Por último, para evitar un embarazo inseguro también hay hábitos que puedes poner en práctica para disminuir el riesgo:

  • Evita el humo del tabaco y su consumo.
  • Aléjate de todo tipo de droga y bebida alcohólica
  • No te acerques a los aparatos que emitan radiación, como el horno microondas
  • Mantente en forma con ejercicios suaves que tu médico te recomiende
  • Aliméntate de manera saludable
  • Consulta a tu médico de confianza antes de tomar algún médicamente durante el embarazo

¿Necesitas saber más al respecto? Te aconsejamos visitar un médico ginecólogo u obstetra de confianza. Además, no olvides descargar gratis nuestra “Guía básica para madres primerizas“.

cta-blog-descarga-guia-basica-madres-primerizas-auna