Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Balance y Control
2016-04-12 00:00:00

Un día muy especial

Un día que no es “tan publicitado” como El “Día de la Madre” pero que reviste una gran importancia, pues se celebra al “hombre de la casa”; a la persona que hace posible junto con su pareja, que la familia exista como base de nuestra sociedad.
Al padre el mejor regalo que se le puede hacer es darle el amor y el respeto que merece. No es una corbata, un libro u otro obsequio lo que hará que se sienta realmente bien, sino obtener de aquellos a los que ama, la correspondencia de sentimientos que espera.
Ser padre no es simplemente un título; es el compromiso y la decisión diaria de ser buen ejemplo a seguir. Un ejemplo que va a influenciar a los hijos desde que son pequeños y que después los acompañará en su crecimiento dándoles eso que muchas veces no se nota, pero que con el tiempo se convierte en imprescindible.
El padre es autoridad y cariño, lo que en muchas ocasiones no es bien comprendido y es difícil de equilibrar. Autoridad; firmeza en las decisiones porque las toma y mantiene para el bien general: el nuestro y el de la familia. Cariño, que muchas veces no llega a percibirse pero que se hace patente a cada instante en su preocupación por que todos en casa salgamos adelante y logremos metas cada vez más difíciles de alcanzar.
El “Día del Padre” es una buena ocasión, definitivamente no la única, para demostrarle que sí, que sus preocupaciones y desvelos no solo son reconocidos sino apreciados inmensamente; cuando uno es chico esto no parece importante, pero al convertirnos en padres nos damos cuenta del valor que tiene el reconocimiento en el seno familiar.
Ser padre, es muchísimo más que únicamente traer hijos al mundo… Ser padre es ser un centinela de la familia velando por el desarrollo armónico de ésta y cada uno de sus miembros. Ser padre es renunciar a mucho en favor del futuro de aquellos a quienes verdaderamente se ama y por ello no importan sacrificios. El amor de un padre está en las pequeñas cosas diarias, no en los grandes regalos ni en las celebraciones: eso tiene que entenderlo la familia y disfrutar cada momento sabiendo que es un obsequio silencioso que él está haciendo, muchas veces privándose de algo.
Nuevamente: ¿qué regalar a papá en este día en que lo celebramos? AMOR.
Amor es lo que él espera de nosotros y es el único regalo que tiene verdadero VALOR.