Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Nutrición
2016-04-12 00:00:00

Un racimo de vitaminas

Una verdadera fuente de vitaminas…: C, E, B1, B2 y B3. Además de magnesio, sodio, calcio, fósforo, potasio y algo de cobre, hierro y zinc. ¡Las uvas ofrecen deliciosas cualidades nutritivas antioxidantes y fibra!
Están compuestas casi en un 80% de agua y si bien tienen azúcares estos no sobrepasan el 16%. Es cierto que no es recomendable para quienes padecen de diabetes comer las uvas en grandes cantidades, especialmente si son desecadas o pasas, pues aumentan su proporción de azúcar, pero como en todo y especialmente en la salud, la moderación es importante.
El verano es la época ideal para comer fruta, porque alivia la sed, proporciona energía y da la oportunidad de disfrutar de algo que es muy saludable.
Las uvas las vamos a encontrar de todos los tonos, que van desde el rojo oscuro, el amarillo, dorado, rosado, marrón, y anaranjado, hasta el verde brillante. Lo mejor es comerlas enteras, con semillas y sin pelar.
La uva es una fruta que se encuentra en todo el mundo, desde la antigüedad y sus racimos pueden tener hasta 200 unidades.La vid, que da las uvas, es una planta cuyo origen parece estar en el Medio Oriente y se sabe que los asirios la conocieron. Antiguamente, en las zonas desérticas, las uvas sustituían en gran parte al agua. Existe la tradición que hay que comer doce uvas al escuchar las doce campanadas que anuncian el nuevo año, pidiendo doce deseos. Las uvas son parte de la vida del hombre y a veces parecen algo que ayudará mágicamente.
Lo que no es magia es que si las ponemos a enfriar en la refrigeradora, para después comerlas con moderación resulta una deliciosa forma de gratificarse en el verano. No es, pero parece magia.
Comer fruta en verano es saludable, fresco y muy rico ¿Unas uvas dijeron? ¡Uno de los placeres del verano es comerlas!