Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Más Vida
2020-12-04 17:50:05

¿Qué enfermedades podemos tratar con un trasplante de médula ósea?

El trasplante de médula ósea, también llamado trasplante de células madre (formadoras de sangre), se emplea para combatir algunos tipos de cáncer. Pero no solo eso, también sirve para tratar otros males como la aplasia medular, anomalías congénitas o ciertos tumores sólidos. Este procedimiento terapéutico tiene actualmente una alta relevancia en el campo de la medicina, debido a que brinda una posibilidad de cura a miles de personas.

El trasplante de células madre se utiliza para reemplazar las células de la médula ósea (un tejido esponjoso y líquido que se encuentra en el centro de algunos huesos) que han sido destruidas por el cáncer o por las técnicas terapéuticas para tratar tumores malignos, según explica el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés).

Los especialistas también recomiendan este tipo de trasplante para tratar enfermedades relacionadas a la sangre como la anemia aplásica, en la que los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas son menores de lo normal. Para la detección de este mal, puede realizarse un análisis de sangre o una biopsia de médula ósea para tomar una muestra de un hueso grande del cuerpo como la pelvis o el esternón.

También debe tenerse en consideración males que pueden llegar a afectar a niños como la inmunodeficiencia combinada grave, en la que se presentan anomalías en las funciones de los linfocitos T y en los linfocitos B  (tipos específicos de glóbulos blancos necesarios para la función del sistema inmune que protegen al cuerpo contra las infecciones); o tumores como el neuroblastoma. En ambos casos, el trasplante de células madre puede llegar a ser eficaz para el tratamiento de los pacientes.

Por otro lado, los expertos precisan que la radioterapia o las altas dosis de quimioterapia pueden eliminar todas las células madre que tiene una persona. Y esto, a su vez, puede ocasionar que la médula ósea deje de producir completamente células sanguíneas durante un tiempo.

Dado que nuestros cuerpos necesitan células sanguíneas para funcionar, los trasplantes de médula ósea son útiles. Las células madre trasplantadas ayudan a que la médula ósea vuelva a funcionar y, en consecuencia, reemplaza las células madre del cuerpo que han sido destruidas.

“El trasplante de las células sanas permite a los médicos utilizar dosis mucho más altas de quimioterapia para tratar de matar todas las células cancerosas, y las células madre trasplantadas pueden convertirse en células sanguíneas sanas y maduras que funcionan normalmente y reproducen células que están libres de cáncer”, refiere por su parte la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

¿Cuándo se realiza un trasplante de médula ósea?

Primero se evaluará al paciente para determinar su elegibilidad para un trasplante, dado que el procedimiento puede ser muy difícil para el organismo. Para muchas personas, los trasplantes pueden significar una cura, pero en otros casos pueden presentarse complicaciones graves, incluyendo la pérdida de vida.

En general, los pacientes jóvenes o aquellos que no han recibido muchos tratamientos suelen tener mejores resultados con los trasplantes. Otras personas pueden no ser elegibles para el trasplante si tienen problemas de salud importantes, como puede ser una enfermedad cardíaca, pulmonar o renal en estado grave.

“Un trasplante de células madre solamente se llevará a cabo si otros tratamientos no han ayudado. Los beneficios potenciales de un trasplante superan los riesgos y usted goza de una salud relativamente buena, a pesar de su afección subyacente”, apunta el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

¿Qué enfermedades pueden tratarse con el trasplante?

Entre las afecciones que pueden tratarse con los trasplantes de células madre se encuentran las siguientes:

  • Anemia aplásica grave, un trastorno de la sangre poco común pero grave (insuficiencia de la médula ósea).
  • Leucemia, un tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos.
  • Linfoma, un tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos.
  • Mieloma, un cáncer que afecta a las células llamadas células plasmáticas.
  • Neuroblastoma, un tipo muy raro de tumor canceroso que surge en células nerviosas e inmaduras. Afecta principalmente a bebés y niños.
  • Ciertos trastornos sanguíneos como la talasemia, la inmunodeficiencia combinada grave y el síndrome de Hurler.
  • Errores congénitos del metabolismo.

Tipos de trasplante

Dependiendo de la fuente de donde provienen las células madre, son tres los tipos básicos de trasplantes:

  • Autotrasplante de médula ósea. Las células madre se toman del propio paciente. Estas se almacenan en un congelador y, después de realizado el tratamiento, se descongelan para colocarlas de nuevo en el cuerpo de la persona.
  • Alotrasplante de médula ósea. Las células madre se extraen de otra persona, es decir, de un donante. Por lo general, el donante debe ser al menos parcialmente compatible en términos genéticos. Un hermano o hermana tiene más probabilidad de ser un buen donante compatible. En este tipo de trasplante las células no suelen congelarse, por lo que se pueden proporcionar al paciente lo más pronto posible después de la quimioterapia o radioterapia.
  • Trasplante de sangre del cordón umbilical. La sangre de los cordones donados se congela y se almacena.

Ventajas y desventajas del trasplante de médula ósea

La ventaja del trasplante de médula ósea más clara es la mejora de los pacientes frente a la enfermedad que padecen. Sin embargo, pueden existir efectos secundarios que deberán tomarse en cuenta. Sumado a ello, el procedimiento de recuperación después de un trasplante de células madre puede tomar un mes o un mayor tiempo, dependiendo del estado de salud.

Tener un trasplante de médula ósea puede ser una experiencia intensa y desafiante. Por lo general, se debe permanecer en el hospital hasta que el trasplante comience a hacer efecto. La recuperación completa puede tomar varios meses, ello dependerá del mal que se trata. El paciente debe esperar, en primer lugar, a que las células se injerten o “asienten”, después de lo cual comienzan a multiplicarse y a producir nuevas células sanguíneas.

Según la NHS, los posibles problemas que pueden ocurrir durante o después del proceso de trasplante de médula ósea incluyen:

  • Enfermedad de injerto contra huésped (GvHD). Ocurre en los trasplantes alogénicos cuando las células trasplantadas comienzan a atacar a las otras células de su cuerpo.
  • Reducción del número de células sanguíneas. Esto puede provocar  anemia , sangrado excesivo o hematomas y un mayor riesgo de infecciones.
  • Efectos secundarios de la quimioterapia en pacientes oncológicos, que incluyen cansancio, caída del cabello, infertilidad, entre otros.

¿Se puede llevar una vida normal después del tratamiento?

Los pacientes de trasplante tienen que llevar a cabo un seguimiento cuidadoso durante el periodo de rehabilitación. Podría necesitar hacerse exámenes diarios o semanales, como análisis de sangre, y probablemente también otras pruebas. En ese sentido, los expertos precisan que el proceso de trasplante de células madre no termina cuando se va a casa.

Es muy importante el apoyo de la persona que cuida del paciente, así como el de los amigos y la familia. Además, el médico debe ayudar al paciente con las indicaciones sobre cómo debe preparar su casa para una adecuada convivencia, cómo mantener el buen cuidado bucal, cuáles son los alimentos que debería y no debería comer, así como las actividades que puede y no puede hacer.

Recuerda que la acción más importante siempre es apostar por la prevención. El Programa Siete Vidas de Auna te brinda la posibilidad de acceder a intervenciones de alta complejidad como un trasplante de médula ósea. Solicita una cita virtual y ponte en contacto con el mejor staff médico para cuidar la salud de toda tu familia.

Referencias:

  1. American Cancer Society. “Stem Cell or Bone Marrow Transplant”

Recuperado de https://www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/treatment-types/stem-cell-transplant.html

  1. National Cancer Institute of The United States of America. “Blood-Forming Stem Cell Transplants”

Recuperado de https://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/types/stem-cell-transplant/stem-cell-fact-sheet

  1. National Cancer Institute of The United States of America. “Tratamiento del neuroblastoma“

https://www.cancer.gov/espanol/tipos/neuroblastoma/pro/tratamiento-neuroblastoma-pdq

  1. International Patient Organisation for Primary Immunodeficiencies. “Inmunodeficiencia combinada grave”

https://ipopi.org/wp-content/uploads/2017/07/INMUNODEFICIENCIA-COMBINADA-GRAVE_06.02.08.pdf

  1. National Health Service of The UK. “Stem cell and bone marrow transplants”

Recuperado de https://www.nhs.uk/conditions/stem-cell-transplant/