Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Dermatitis

¿Qué es?
La dermatitis o eccema es la inflamación que se da en la piel. Por lo general, se manifiesta a manera de sarpullido con picazón, pero también la piel puede ampollarse y llenarse de supuraciones. Esta enfermedad se presenta de dos formas: dermatitis atópica y dermatitis de contacto (la más común).
¿Cómo se ocasiona?
Esta enfermedad puede deberse a una serie de causas como alergias y factores genéticos. Asimismo, las causas que la provocan varían según el tipo de dermatitis.
La dermatitis de contacto es provocada por el contacto con alguna de las distintas sustancias irritantes o alérgenos: jabones, detergentes, suavizantes para ropa, disolventes, tintes para cabello, champús, perfumes, cosméticos, ciertos metales, antibióticos, etc.
Por su parte la dermatitis atópica es causada por una reacción en la piel. Este tipo de dermatitis es común en niños (se puede presentar en bebes entre 2 y 6 meses).
¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas son diversos y en el caso de la dermatitis de contacto pueden abarcar: ampollas rojizas que supuran, picazón en zonas expuestas de la piel, sensación de calor y sensibilidad, formación de costras, piel escamosa, gruesa o en carne viva.
En el caso de la dermatitis atópica los síntomas o señales son: ampollas que supuran, secreción o sangrado de oído, piel seca en la parte trasera de los brazos y en la parte delantera de los muslos. Uno de los síntomas característicos es la picazón o la comezón que luego da paso a la aparición de salpullido.
En el caso de los niños, la dermatitis atópica se manifiesta con lesiones (erupciones) que empiezan en la cara, el cuero cabelludo, las manos y los pies.
Tratamiento
El tratamiento para la dermatitis atópica consiste en tomar antihistamínicos, echarse cremas para humectar la piel, evitar usar los productos que puedan empeorar los síntomas.
En el caso de la dermatitis de contacto, los métodos a seguir son los mismos, además, es recomendable poner compresas húmedas y lociones suavizantes sobre las lesiones.
¿Cómo se previene?
Las personas propensas a la dermatitis deben evitar los rebrotes hidratando su piel, bañándose con menos frecuencia y durante menos tiempo, utilizando jabones ligeros y secando su piel cuidadosamente.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna