Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Balance y Control
2016-04-12 00:00:00

El mejor tiempo de la vida

La familia es lo más importante que hay, y muchas veces no se le da la importancia necesaria. Es muy importante dedicar tiempo para acompañar y ser partícipe de las diferentes actividades familiares. No basta solo con celebrar cumpleaños o compromisos eventuales, sino que hay que compartir con ella nuestro tiempo, para así lograr unión, formar vínculos fuertes con los demás miembros de la familia y compartir la alegría al hacer cosas juntos.
El tiempo compartido en familia se refleja en una buena educación de los hijos, la armonía entre la pareja y eso que puede notarse a simple vista y que se llama “familia feliz”.
La vida moderna, con su ritmo acelerado, suele atentar contra el compartir de la familia. Una buena medida, es desayunar juntos y estar nuevamente reunidos para la comida de la noche. A la hora de almuerzo es ideal hacerlo, pero muchas veces la diferencia de horarios lo dificulta. Reservar un día de la semana, de preferencia el domingo, para que la familia comparta actividades: hacer deporte, ir de paseo o en general fomentar aquellas en las que el grupo participe, es lo mejor.
La computadora y la televisión son maravillosos adelantos, pero tienden a provocar aislamiento. No se trata de no usarlos, sino tratar de reglamentarlos de tal manera que no absorban por completo el tiempo individual que se pasa en casa y permitan una interacción que además de ser sana, es altamente beneficiosa. El tiempo que le dedicamos y compartimos en familia es el mejor de nuestras vidas.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna