Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Enfermedad de Kawasaki

¿Qué es?
La enfermedad de Kawasaki es una afección poco común que afecta a los vasos sanguíneos, el corazón, las membranas mucosas y los ganglios linfáticos. Este mal, que también se conoce como síndrome mucocutáneo ganglionar y que fue descubierto en 1961 por el médico japonés Tomisaku Kawasaki, es considerado como una vasculitis aguda (inflamación de las arterias y las venas) que se manifiesta entre los primeros cuatro años de vida y que en la mayoría de los casos ataca las arterias coronarias, lo cual puede generar aneurismas y, por ende, producir un ataque cardíaco.
¿Cómo se ocasiona?
No se conoce cuál es la causa de esta enfermedad. No obstante, los estudios médicos sostienen una serie de hipótesis sobre qué origina este mal. El virus Epstein-Barr (que produce el herpes) y la exposición al mercurio han sido señalados como posibles causas de este síndrome.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki se caracterizan por el aumento de la temperatura corporal que supera los 39º C durante un periodo aproximado de cinco días a dos semanas; las membranas mucosas de la boca, las palmas de las manos y los pies, y los ojos se tornan de color rojo; erupciones epidérmicas en la parte media del cuerpo e inflamación de ganglios linfáticos.
Tratamiento
Los niños que son diagnosticados con la enfermedad de Kawasaki deben ser tratados de forma inmediata para impedir una inflamación severa de los vasos sanguíneos. El tratamiento consiste en administrar dosis elevadas de gammaglobulina intravenosa (medicina utilizada contra las infecciones) y ácido acetilsalicílico (antiinflamatorio) para contrarrestar los efectos de la afección en las primeras 24 horas luego de haberse diagnosticado el mal.
No obstante, el pediatra será quien diagnostique la enfermedad a través de una radiografía de tórax, pruebas de sangre, una ecocardiografía, un electrocardiograma y análisis de orina. Posteriormente, debe indicar el tratamiento a seguir.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente, no existen medidas para prevenir esta afección que se desarrolla con más frecuencia en hombres.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna