Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Esclerosis Lateral Amiotrófica

¿Qué es?
La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig es una afección neurológica y degenerativa que afecta y destruye lentamente a las neuronas que controlan el movimiento de los músculos.
¿Cómo se ocasiona?
En la mayoría de los casos no se conoce la causa exacta de la esclerosis lateral amiotrófica. Sin embargo, los estudios médicos sostienen que 1 de cada 10 casos es ocasionado por la mutación del gen que produce la enzima del SOD1, la cual es un antioxidante. Asimismo, la ELA, que se caracteriza por el desgaste de las neuronas impidiendo que éstas envíen señales a los músculos que gradualmente se van debilitando, afecta aproximadamente a 5 de cada 100, 000 personas a nivel mundial.
¿Cuáles son los síntomas?
Comúnmente los síntomas de la ELA se manifiestan luego de los 50 años de vida. Uno de los primeros indicadores de la enfermedad es la pérdida de la fuerza muscular y la coordinación motora, así como dificultades para respirar e ingerir alimentos. Otros síntomas incluyen calambres y contracciones musculares, problemas de dicción, pérdida de peso y parálisis corporal.
Tratamiento
No existe una cura para la esclerosis lateral amiotrófica. Sin embargo, un medicamento denominado riluzol retarda los efectos de esta enfermedad, lo cual permite que el paciente tenga una mejor calidad de vida. Asimismo, las personas que padecen esta afección también deberán ser medicadas con fármacos que controlen la tensión muscular y seguir un tratamiento de fisioterapia para ayudar a mejorar el funcionamiento de los músculos.
Debido a que la ELA es una enfermedad degenerativa y progresiva, los pacientes tienden a perder peso al no poder ingerir alimentos y tienen dificultades para respirar. En ambos casos, será necesaria la colocación de una sonda para suministrar los nutrientes y un respirador artificial cuando la persona pierda la capacidad de respirar por sí misma.
Luego de diagnosticarse la enfermedad por medio de un examen físico completo y pruebas de sangre, el médico es quien debe indicar el tratamiento que el paciente debe seguir.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente no se puede prevenir la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig. Sin embargo, si la persona presenta antecedentes familiares de esclerosis lateral amiotrófica es importante que consulte a un especialista en genética antes de optar por formar una familia.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna