Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Nutrición
2016-04-12 00:00:00

Estas frito pescadito

Sí pues, las frituras son parte de nuestro diario comer, pero debemos darnos cuenta que es mucho mejor para la salud ingerir menos frituras. Esto nos va a beneficiar al corazón y en general a toda la salud. El aceite, la grasa o la manteca utilizada para la fritura tienen escaso valor nutricional, gran valor calórico y producen colesterol.
Debemos acostumbrarnos a ingerir los alimentos cocinados o en algunos casos crudos, con las debidas precauciones. Lo que generalmente se utiliza para freír puede ser muy dañino. Por todas partes y no solo en casa nos acechan las frituras: desde esos “snacks” que se comen tan descuidadamente, hasta elaborados platos de restaurante.
El colesterol va “tapizando” nuestras arterias hasta que una obstrucción provoca el conocido y muchas veces letal infarto. Pero esa es solo un de las manifestaciones de un mal que va minando el organismo: la arterioesclerosis hace que se endurezcan las arterias y las estrecha poco a poco. La sangre no fluye normalmente hasta que de pronto no pasa.
El exceso de frituras y muchos otros elementos que ingerimos provocan la creación del colesterol. Es preferible siempre tener cuidado y preferir alimentos que no hayan sido fritos. Cocinar “a la plancha” es una alternativa saludable, así como lo ya mencionado sobre cocer los alimentos.
Nadie dice que no sea rica una fritura, pero también es rica en grasa y peligrosa para una vida saludable. Preguntémonos si vale la pena arriesgarse por una friturita…Lo que “tanto” nos gusta, engorda, trae problemas de salud y con el tiempo puede ser fatal.
¡Comamos bien! ¡Comamos rico! ¡Evitemos las frituras!
¡Digamos NO a las frituras!