Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2017-10-18 11:41:13

Esto es lo que debes saber sobre la anestesia en los niños

Una intervención quirúrgica siempre es motivo de ansiedad, y mucho más si el paciente es un niño. Incluso hay veces que, más que la operación en sí, es la aplicación de la anestesia lo que mayor preocupación puede causar en algunas personas.

Para empezar, debes saber que la mayoría de profesionales que se dedican a la anestesia trabajan en equipo, el cual puede estar formado por médicos anestesistas, residentes, enfermeros registrados certificados anestesistas, auxiliares y profesionales de enfermería. La salud de tu hijo está en manos de un equipo calificado.

anestesia-ninos-3

Preparándose para la anestesia

Antes de que se le aplique la anestesia, tu hijo pasará por un examen físico. El médico o un miembro del equipo de asistencia anestésica repasará su registro de salud actual y su historial médico. Además, es importante que le comuniques al doctor cualquiera de estos puntos que se apliquen a tu hijo:

  • Alergias (a los alimentos, a fármacos o al látex).
  • Todos los medicamentos que esté consumiendo el niño. Deben incluirse los medicamentos naturales o hierbas, y los que se inhalan.
  • Problemas respiratorios, como asma, jadeo, sibilancias (sonidos durante la respiración), ronquidos o apnea (períodos en los que se aguanta la respiración durante el sueño).
  • Enfermedades recientes, especialmente resfríos o fiebres.
  • Problemas que haya tenido su hijo al nacer, como parto prematuro, permanencia en cuidados intensivos o defectos de nacimiento.
  • Problemas cardíacos.
  • Mala reacción a la anestesia por parte de otros miembros de la familia (por parte de padre o madre).

¿Mi hijo puede comer o beber antes de la anestesia?

Con excepción de algunos casos, el estómago del niño debe estar vacío antes de recibir la anestesia. Esto ayudará a evitar los vómitos, que pueden ocasionar que los alimentos o el ácido del estómago lleguen a los pulmones. Existen algunas indicaciones generales según la edad del niño.

Por ejemplo, a los niños menores de un año se les puede dar leche materna hasta cuatro horas antes de la operación. Para los niños de todas las edades, se considera que pueden consumir alimento sólido hasta ocho horas antes de la cirugía. De todas formas, consulta con tu médico sobre las instrucciones específicas para tu hijo.

¿En qué consistirá el procedimiento?

La comodidad y seguridad de tu hijo serán lo más importante. Previamente, durante y posteriormente a la aplicación de la anestesia se controlará su frecuencia cardíaca, presión arterial, respiración, temperatura y nivel de oxígeno en la sangre. El tipo de anestesia que se le administre dependerá de su salud y condiciones particulares.

Si es necesario usar anestesia general, el anestesista llevará a tu hijo desde el estado despierto normal al estado somnoliento de la anestesia. A ello se le denomina proceso de inducción, y se realiza generalmente mediante una inyección intravenosa o mediante la inhalación de gases por medio de una máscara.

anestesia-ninos-2

Este último es el procedimiento que más se utiliza con los niños, ya que, como se sabe, le temen a las agujas y les es difícil mantenerse quietos. Una vez que están dormidos por los medicamentos de la máscara, se procederá a inyectarles la anestesia por vía intravenosa.

Después de la operación

Una vez finalizada la cirugía o el procedimiento, el anestesista ayudará a tu hijo a despertarse (si recibió anestesia general). Luego será llevado a la sala de recuperación o Unidad de Cuidados Postanestesia. Ahí, los enfermeros y anestesistas controlarán su estado durante algunas horas.

Una vez que su cuadro clínico se haya estabilizado, podrás acompañarlo. Ten en cuenta que el proceso de recuperación de los niños tras la anestesia tarda entre 45 minutos y una hora. Podría ser más largo, dependiendo de los medicamentos administrados.

Es probable que el niño se despierte atontado, confundido, con frío y náuseas, e incluso esté un poco triste. Si más tarde siente molestias o dolor por la operación, el anestesista podrá aliviarlo con medicamentos. No olvides seguir todas las instrucciones que te dé el equipo médico una vez que le den el alta al niño.

Como ves, el proceso de la anestesia y cirugía requiere de preparación, pero se realiza sin problemas siguiendo los pasos indicados. Recuerda que todo un equipo médico se encargará de que la recuperación del niño sea la adecuada. Para seguir recibiendo información interesante, suscríbete a nuestro blog.

suscribete mejores consejos de salud