Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Hay de diferentes tipos, todas más o menos peligrosas

Las úlceras son laceraciones abiertas en la mucosa, membrana o piel del sujeto.
Hay gran variedad de ellas y se puede encontrar desde las “aftas” que atacan la mucosa de la boca, denominadas a veces en lenguaje popular “calor de estómago” y que se ven como unas manchas (heridas, en realidad) blanquecinas, hasta las internas, como las úlceras pépticas que se producen en la mucosa que cubre el estómago o el duodeno. Hay úlceras genitales causadas por enfermedades de transmisión sexual; las que se producen en la córnea debido a infecciones o traumatismos del globo ocular o “úlceras corneales”, las varicosas, que afectan a la piernas; las así llamadas “escaras” que son úlceras de la piel y suelen aparecen en las personas que, enfermas y obligadas a guardar cama, mantienen una misma posición y son causadas por la presión ejercida en una zona determinada del cuerpo.
El origen de las diferentes úlceras siempre será distinto y es solamente el médico, que tras un examen las diagnosticará y de esa manera podrá recomendar el tratamiento que se requiera.
El mejor modo de prevenir las úlceras de cualquier clase es llevar una vida saludable, pero lo especial que resulta cada caso, requiere siempre de la intervención médica una vez ocurrido el suceso.