Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Balance y Control
2016-04-12 00:00:00

LA CAPA DE OZONO

Se hacen chistes sobre la capa ozono, diciendo que es la prenda de vestir, poderosa y protectora de un súper héroe de historieta, llamado precisamente “Ozono”. Se habla de la disminución de la capa de ozono y de la existencia de agujeros en la capa de ozono. Se habla, se dice, se hacen bromas, pero la capa de ozono que está en la zona de la estratósfera de la Tierra, absorbe hasta el 99% de la radiación ultravioleta de alta frecuencia. Es una verdadera capa protectora para todos los habitantes del planeta y en especial para los seres humanos.
El ozono es la forma alotrópica del oxígeno (la alotropía es un cambio; en este caso, del oxígeno que hace que este elemento químico posea una estructura diferente). El oxígeno existe como oxígeno atmosférico (O2) y como ozono (O3).
La capa de ozono contiene una concentración bastante alta de este y se extiende desde los 15km a los 50 km de altura. Fue descubierta en 1913 por dos físicos franceses y después se estableció una red mundial compuesta por estaciones especializadas en el monitoreo del ozono.
El ozono actúa como un filtro o en la forma de un escudo protector, que evita que pasen las radiaciones de alta energía, nocivas a la Tierra, permitiendo que otras, como la ultravioleta de onda larga, lo hagan. Esta hace posible la vida en nuestro planeta ya que deja que se realice la fotosíntesis del reino vegetal.
La disminución de la capa de ozono, causada básicamente por la contaminación (causada por el hombre), causa en la especie humana diversos males como el cáncer a la piel y a pesar de los esfuerzos que se hacen por controlar este fenómeno, nuestra especie con la quema de hidrocarburos y le eliminación de las áreas boscosas, por ejemplo, está poniendo en peligro no solo la propia existencia, sino la vida en la Tierra.
Cada persona puede y debe colaborar a mantener la capa protectora que nos cubre evitando el uso de aerosoles, disminuyendo la producción del CO2 que emiten los vehículos automotores (mientras más antiguos, peor) y tratando por todo los medios a su alcance en colaborar en la reducción de los llamados “gases de invernadero”, que generados por el hombre y muchas de las actividades industriales y extractivas, están ya provocando cambios climáticos severos que amenazan la existencia de vida en nuestro paneta.
La capa de ozono no es motivo de bromas sino de un serio compromiso con la supervivencia de la Tierra. Es una cuestión de supervivencia.