Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Rosácea

¿Qué es?
La rosácea es una afección crónica que afecta la piel, especialmente, la del rostro. Esta enfermedad, que en la mayoría de los casos la padecen mujeres de tez blanca entre los 30 y 50 años de edad, se caracteriza por el enrojecimiento de la piel y por la aparición de úlceras cutáneas.
¿Cómo se ocasiona?
Los estudios médicos sostienen la hipótesis que la causa de la rosácea podría ser congénita o por la excesiva dilatación de los vasos sanguíneos que se hallan debajo de la dermis.
Los médicos también creen que los pacientes que padecen de rosácea y se exponen al calor, al frío, consumen alimentos picantes, alcohol, o que experimentan situaciones de estrés o intensa actividad física podrían empeorar los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, las investigaciones continúan para hallar la causa exacta de esta afección.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas de la rosácea incluyen el enrojecimiento e inflamación de la piel facial, líneas rojas y delgadas debajo de la piel, úlceras cutáneas, ojos y párpados hinchados, inflamación de la nariz, sensación de ardor y picazón en las áreas afectadas y engrosamiento de la piel.
Tratamiento
La rosácea no tiene cura. Sin embargo, los síntomas de esta afección se pueden tratar y controlar con el uso de antibióticos, cirugía láser y medicamentos similares a la vitamina A.
No obstante el dermatólogo es quien debe indicar el tratamiento a seguir luego de evaluar al paciente mediante un examen físico para diagnosticar la enfermedad.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente la rosácea no se puede prevenir. Sin embargo, los pacientes que padecen esta afección deben tomar medidas para contrarrestar y controlar los síntomas.
Evitar la exposición directa al sol, evitar las situaciones de estrés y el consumo excesivo de alcohol y condimentos picantes ayudarán a disminuir los síntomas de esta enfermedad.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna