Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2019-11-22 15:38:10

5 consejos para que tus hijos le pierdan miedo a las vacunas

El proceso de vacunación puede ser estresante para los niños, sobretodo si los padres no pueden controlar los impulsos de los pequeños. Muchos de ellos lloran o se ponen nerviosos solo de pensar en el proceso doloroso que les espera. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para que puedas sobrellevar de la mejor forma este momento.

 

Entra a la consulta con tus pequeños

El primer y más importante consejo es que acompañes a tus hijos en este proceso. Los pequeños pueden sentir ansiedad, y estar acompañados por sus padres definitivamente les transmitirá confianza y seguridad para superar este momento con mayor tranquilidad.

Cargar en brazos a los niños menores de 3 años

Muchos estudios han determinado que el contacto piel a piel entre infantes y sus padres reducen la angustia, y esto podría facilitar el proceso para los pequeños.

Si están en medio de un día de vacunación, recomendamos colocar al niño en posición vertical, esto te dará una sensación de control y ayudará a disminuir el miedo en el pequeño. No lo sujetes con mucha fuerza pues podrías ponerlo más nervioso.

Explícale a tu hijo qué pasará

Lo más importante es que tu hijo sepa y entienda qué es lo que va suceder. Evita llevarlo con engaños y explícale por qué es importante que reciba la inyección o vacuna. De esta manera, le estarás transmitiendo la confianza necesaria para este momento de miedo.

Evita ir con apuros

Si tu pequeño percibe que tiene una presión por llegar y salir del consultorio rápidamente, probablemente sentirá más estrés y ansiedad alrededor de la situación. No pongas más presión sobre el pequeño.

No vistas a tu hijo con ropa gruesa

Evita vestir a tu hijo con ropa muy gruesa, ajustada o que tenga muchos botones. Regularmente, las vacunas o inyecciones se colocan en los brazos, por eso deben estar descubiertos con facilidad. Opta por llevar ropa ligera y que sea fácil de poner y de quitar.

 

Ya lo sabes, lo más importante es brindarle seguridad a tus hijos para que este momento sea lo más natural posible.