Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Alergias
2019-09-02 18:14:17

Manual para padres: qué hacer cuando tu hijo tiene una alergia

¿Tu hijo tose o estornuda con frecuencia sin tener resfrío? ¿Tiene constantemente erupciones cutáneas o dolores en el estómago tras comer determinados alimentos? Entonces puede que tenga alergias.

A pesar que las alergias comúnmente se heredan, cualquier niño puede desarrollarlas. Para empezar, las alergias no pueden ser curadas, pero si tratadas; por lo que, su identificación temprana podría mejorar la calidad de vida de tu hijo.

 

Estas – las alergias- se caracterizan por una reacción ante un alérgeno, es decir una sustancia considerada por nuestro sistema inmune como extraño o peligroso; desarrollándose un anticuerpo llamado Immunoglobulin E (IgE) que provoca los síntomas que comúnmente conocemos como alergia. Los alergénicos más comunes, son:

 

  • Caspa y proteínas de animales
  • Polvo
  • Medicamentos (antibióticos o aquellos que se aplican sobre la piel)
  • Alimentos
  • Esporas fúngicas
  • Heces de insectos o ácaros
  • Piquetes y mordeduras de insectos
  • Latex
  • Polen

 

Para ayudar a tu hijo, primero debes identificar cuál es el alergénico que le está afectando y le provoca estas reacciones. Por lo general, las alergias más comunes se presentan de la siguiente manera:

 

  • Anafilaxis: Síntomas intestinales y en la piel. En casos graves, hay dificultad para respirar. Es causada por por alimentos, medicamentos y picaduras de insectos.
  • Asma: Se produce tos, dificultades para respirar con esfuerzos excesivos y opresión en el pecho. Es causada por alergénicos como el cigarro, las infecciones virales, el polen, los ácaros y animales peludos.
  • Dermatitis de contacto: Ronchas y zonas abultadas en la piel que pueden – en el peor de los casos – transformarse en ampollas. Se produce ante el contacto con plantas venenosas, detergentes domésticos o perfumes.
  • Eczema: Alergia causada por la sudoración. El área irritada se torna roja, seca y con salpullidos.
  • Fiebre del heno: Tiene como síntomas la nariz tapada, secreciones nasales y la picazón de la nariz y los ojos. Es causada por alergénicos como el polen, el césped y la maleza.
  • Urticaria: Esta reacción suele ser causada por alergénicos alimenticios o medicinales (como penicilina). Algunas áreas de la piel se tornan pálidas y le aparecen manchas similares a las picaduras de los mosquitos.

 

Ahora, teniendo identificado estos indicadores principales, los mejores consejos para ayudarle a tu niño a controlar su alergia y así otorgarle una mejor calidad de vida, son:

 

  1. Manténlo alejado de todas las cosas que sepas que le provoquen alergia.
  2. Mantén la casa limpia y seca para reducir la presencia de hongos o ácaros.
  3. Si tienes el hábito de fumar, déjalo; pues el humo del cigarro es también un alergénico.
  4. Acude a tu pediatra de confianza para que le recete un medicamento a tu hijo que pueda aliviar los síntomas en caso que tenga una reacción alérgica.

 

En conclusión, no olvides seguir estos consejos y estar al tanto de las reacciones de tu niño. Recuerda que, a pesar que las alergias se quedarán con ellos toda la vida, un cuidado adecuado siempre hará que se encuentren bien. Asimismo, enséñale a tu hijo a cuidarse de sus alergias y visiten eventualmente a su especialista de confianza.