Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Lesiones Físicas
2017-05-05 15:59:14

Sin lesiones: ¿cómo hacer ejercicio después de los 50 años?

Para el deporte no hay edad. Ya seas un corredor aficionado que quiere eliminar el estrés o un deportista profesional, cuando se llega a los 50 años, hay que empezar a tener mucho más cuidado al momento de hacer ejercicio físico.

Y sí, es cierto que a partir de esa edad existen algunos desafíos por enfrentar: el riesgo de las lesiones se incrementa porque los huesos y las articulaciones van perdiendo fuerza. Según, la Universidad de Greenville, en Carolina del Norte (EEUU), a partir de los 40 años, la capacidad para realizar ejercicio disminuye en 10% cada década de vida.

Sin embargo, si quieres hacer ejercicio, no dejes que otros te digan que no puedes o que no servirá de nada. Mientras más ejercicio hagas, menos problemas de salud tendrás en la vejez. Por supuesto, si tu cuerpo está acostumbrado a la carga que representa hacer ejercicio, es normal que tengas más resistencia.

Pero, si tu caso es que no practicas deportes hace bastantes años, sugerimos que empieces por acudir a una cita médica. Allí te señalarán cuáles son los más adecuados según tu estado físico. Si bien es cierto que nunca es tarde para empezar y no existe un límite de edad, debes tomar en cuenta las siguientes sugerencias si quieres hacer ejercicio sin lesionarte después de los 50 años.

  1. Conoce tus límites

Tu rutina de ejercicios debe ser progresiva. No pretendas comenzar de forma súbita y exigirte más allá de tus límites; sobre todo si es que has llevado una vida sedentaria anteriormente. Cada persona tiene un estado físico diferente, debes empezar de acuerdo a tu resistencia.

  1. Que el ejercicio sea gradual

Si al inicio soportas 3 minutos corriendo o cargando 10 kilogramos, entonces poco a poco podrás ir aumentando la carga o el peso, según sea el caso. También, es indispensable que te pongas metas realistas desde un comienzo. Muchas personas quieren resistir más, pero simplemente el cuerpo les pide un descanso. Sobre exigir a tu cuerpo solo podrá causarte más de una lesión y una decepción si no llegas a tu objetivo.

  1. Hidratación

Debes hidratarte antes, durante y después de los entrenamientos y ejercicios. No es bueno esperar a la sensación de sed. Si tu rutina no es tan exigente, el agua será suficiente para reponer los líquidos perdidos.

No obstante, si tu rutina es de alta intensidad, sugerimos que, además del agua, bebas rehidratantes para reincorporar los minerales y energía. Pero, siempre en cantidades adecuadas pues no son líquidos que necesites siempre.

hacer-ejercicio-despues-50-anos-hidratacion

  1. Utiliza un calzado especial

Cada tipo de deportista tiene una zapatilla determinada, y las hay para todas las superficies y ritmos. No es recomendable que utilices calzado planos (como los zapatos o zapatillas de skate) porque es casi seguro que tus tobillos sufrirán. Es por eso que el calzado para hacer ejercicio tiene una plantilla y diseño especiales, que te permitirán correr y saltar sin lesionarte.

hacer-ejercicio-despues-50-anos-calzado-zapatillas

  1. Calentamiento

La zona del cuerpo que más calentamiento necesita es la parte trasera de cada pierna, tanto muslos como pantorrillas. Sugerimos que antes de iniciar tu rutina realices un pequeño calentamiento de 10 minutos. Ir directo al ejercicio con el cuerpo “frío” te hará más propenso(a) a sufrir lesiones. Esa mencionada zona trasera es la que más necesita ser estirada. No solo en beneficio de los músculos sino también de tus rodillas y tendones de Aquiles.

  1. Estiramiento

Haz estiramientos para aumentar la flexibilidad, sin hacer rebotes mientras estiras porque esto aumenta el riesgo de roturas musculares. Estira los músculos durante, al menos, 10 segundos y vuelva a su posición. Algunos de los estiramientos más utilizados son las sentadillas, que ejercitan desde los brazos hasta las piernas.

hacer-ejercicio-despues-50-anos

Ahora ya estás listo(a) para hacer ejercicios sin lesionarte. Recuerda que debes trazarte metas alcanzables, estirarte antes y después y siempre mantenerte hidratado(a). Si quieres seguir recibiendo consejos de salud, ¡suscríbete ahora mismo a nuestro blog!

suscribete mejores consejos de salud