Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2019-08-24 09:00:47

¿Cómo reconocer si mi hijo tiene problemas auditivos?

Escuchar es una habilidad importante en los niños, ya que les ayuda a desarrollar el habla y lenguaje a medida que van creciendo. Hace algunos años, se solía esperar que el niño empezara a hablar alrededor de los 2 años para recién detectar que había un problema de audición. Esto causaba, muchas veces, un retraso en su aprendizaje.

¿Cómo detectar la sordera a temprana edad?

Los bebés empiezan a escuchar y reconocer la melodía de las voces en sus primeros meses de vida y suelen responder con algunos balbuceos cuando alguien les habla directamente. Un problema de audición sin tratamiento, puede tener efectos negativos en el desarrollo del habla del pequeño.

como-detectar-sordera-en-bebes

Algunas de los comportamientos normales de los bebés son los siguientes:

  • Recién nacidos: Los bebés recién nacidos suelen dar pequeños “saltos” o quedarse “sorprendidos” como respuesta a sonidos fuertes y repentinos. Muchas veces también voltearán a ver en dirección al sonido.

 

  • Para los 2 meses: Su capacidad auditiva ha mejorado, debería ser capaz de escuchar sonidos en tonos e intensidades distintas.

 

  • De 3 a 4 meses: El bebé ya reconoce la voz de sus padres y puede vocalizar sonidos de consonantes (como la M, S, P) y otras vocales.

 

  • Entre los 5 y 6 meses: El bebé empieza a reírse y balbucear sonidos que empiezan a sonar como palabras conocidas.

 

  • De 8 a 9 meses: El bebé ya empieza a entender la relación entre las palabras y los gestos.

 

  • Entre 11 y 12 meses: El bebé ya ha empezado a entender palabras simples como leche o pan. También deberían empezar a decir palabras como “mamá”.

 

Los niños pequeños también pueden tener una pérdida de audición permanente o temporal, para cualquiera de los dos casos, esta lista te puede ayudar a detectarlo a tiempo:

como-detectar-problemas-auditivos-sordera-hijos

Tu hijo puede tener un problema auditivo si…

  • Se le complica entender fácilmente lo que dicen las personas a su alrededor.
  • Habla diferente a los niños de su edad.
  • No responde cuando lo llaman por su nombre.
  • Sube el volumen del televisor a niveles muy altos, o se sienta muy cerca a estos aparatos para oír bien.
  • Tiene problemas académicos en el colegio.
  • No entiende bien cuando habla por teléfono y tiene que cambiar el auricular de oreja constantemente.

 

Tratamientos

Si notas que tu hijo o hija muestra alguno de los signos que hemos mencionado aquí, te recomendamos que acudas a tu pediatra de confianza para que pueda derivarlo a las pruebas necesarias para medir sus niveles de audición.

Dependiendo de la severidad de la pérdida de audición y las causas de la misma, pueden sugerirte audífonos, una intervención quirúrgica llamada implante cochlear y terapias de lenguaje y audición como los tratamientos ideales para tu pequeño.